Los Alaskan Hound tienen una gran potencia física por naturaleza, pero la elevada actividad que desarrollan en los entrenamientos diarios los somete a un gran desgaste energético, por ello es necesario suministrarles un aporte extra de proteína natural, en forma de carne o pescado, además de la gran cantidad de alimento seco diario.

Aparte del pienso y el aporte proteínico, a veces, se hace necesario suministrar a los perros en activo algunos complementos vitamínicos que les ayudan a recuperarse de los esfuerzos diarios.

 

Es aconsojable proporcionar otro tipo de complementos, como pueden ser los condroprotectores, que les ayudan a mantener su musculatura en forma y evitan lesiones serias y a menudo frecuentes en estos animales.

 

Todo ello debe ser controlado exhaustivamente por los miembros del equipo, musher y handler, que están obligados a saber las carencias de cada uno de los perros y que necesidades requieren con el fin de darles el mejor cuidado posible.